sábado, 12 de noviembre de 2011

Cuento de Hadas

Y ese día que tanto deseé, llegó. 

La alma de Wolfy recorría las calles en busca de aquél cuerpo con el cual unirse. Con el que fundirse, y construir uno. Y.. lo encontró.
Sentado y apoyado en el cristal del escaparate de una vieja floristería, donde ya Wolfy había bailado una vez allí. Con la cabeza entre las piernas y respirando lentamente. Wolfy se acerco cuidadosamente, aún no podía creer lo que veía, lo había encontrado. Estaba ahí y no era una imaginación. Tampoco una alucinación. Quién estaba allí sentado era y es White. El alma se acerco y se colocó enfrente suya, White levantó la cara y la vio y sus ojos inexpresivos hizo que me diese un escalofrío y revotase. Me acerqué a su pecho y...

Hubo un chispazo que me propulsó hacia la otra parte de la calle. Fue un chispazo frío, inexpresivo, helado...
Y todo lo que había a nuestro alrededor empezó a desaparecer, mi alma deshizo todo el camino recorrido para encontrarse de nuevo con mi cuerpo. El suelo, las calles, el cielo... todo... se empezó a deshacer...
Y cuando todo quedó en la más absoluta oscuridad un rayo de luz empezó a iluminar, y estábamos White y yo en la playa de WonDerLanD . Vi a White mirando inexpresivo al horizonte. No dije nada, me quedé callado, ya que al final... lo comprendí todo.
Aquél chispazo me explicó que no todos podemos enamorarnos de las personas que nos gustaría, y no podemos hacer que amen a los que nosotros deseemos.
Un ejemplo, White y yo.
Solo solté una pequeña lágrima que cayó en una Prímula. Esta soltó un gran destello, se había convertido en un pequeño tubo con una lágrima morada. Ahí contenían todas las promesas que le hice a White.
Mire a White, aún inexpresivo. Le puse la lágrima en la mano, y le abracé, no sé cuanto tiempo pude abrazarlo, solo sé que estaba amaneciendo y cuando dejé de abrazarlo, ya estaba el atardecer.
... *White, yo siempre te voy a querer, y vas a seguir estando en mi mente por mucho tiempo.
Comprendí al final que aunque no podamos estar juntos, lo único que me importa de verdad, es tu felicidad. Vive feliz, búscate a alguien que te llene, crea con aquella persona millones de historias y crear juntos finales.
Lo único que puedo desear ahora, es ver en tu rostro una sonrisa. Viviré feliz así. Cuando amas a alguien, deseas su felicidad sin importar nada más. Sonríe.. White.


Dicho esto, me levanté y me dirigí por última vez al ocaso de la playa, y con ello me continuó la oscuridad que bañó todo WonDerLanD dejando todo suspendido. Antes de abandonar WonDerLanD, miré hacia atrás y aullé tan fuerte que todo lo que tenía delante tembló. Incluso el camino de lágrimas que creé desde la orilla hasta donde me encontraba... Miré hacia delante y salí de WonDerLanD para seguir viviendo aventuras y quedar esta historia como un bonito y hermoso recuerdo.


FIN
Quiero agradecer a todos mis seguidores y a los que han continuado a la historia. 
Esta historia me ha enseñado mucho, ha hecho que sueñe con cosas que jamás podré olvidar. 
He vivido experiencias que me han fortalecido como persona y como soñador que soy.
Muchas Gracias a todos. 
Un beso enorme de Wolfy.


miércoles, 2 de noviembre de 2011

Mar

Llevo tiempo construyendo en un pequeño barco en secreto. Hoy ya lo terminé, y voy a probarlo. Lo cargué en mi espalda y me adentré al mar. Con cuidado y delicadeza, me senté dentro de él. No quería que ninguna flor de su composición se rompiese. Mi pequeño barco construido por miles de pétalos y ramas de flores.
Cada flor, es un deseo. Cada rama un recuerdo. Cada viaje, una historia. Y todo es tuyo.

Todo para ti. Todo por ti. 
White...Je t'aime 

martes, 1 de noviembre de 2011

Nube

Abrazado a mi costado y con la nota en una de mis manos, miraba sentado a la lejanía del ocaso. Miles de nubes multicolor flotaban en el cielo. Descendían continuamente notas musicales de ellas, lentamente. Creaban ondas sonoras en el agua y morían al rozar la figura de aquellos dos lobos, uno de ellos con enormes alas protegiendo al otro. Todo en silencio, me acerqué poco a poco a la orilla, fue entrar en el agua y envolverme con la música de violines y guitarras. Me acerqué más y más hasta estar enfrente de aquella pequeña figura que con el avance se hacía más grande. Era más alta que yo. Abracé al lobo de la figura que protegían, la lágrima que derramé se fusionó con ella y noté el ascenso del agua por mi cuerpo, hasta detenerse en mi espalda y formar unas grandiosas alas, que encerraron a toda la figura. Me obedecían, las abrí y miré con detenimiento a las notas que descendían, detuvieron su descenso pero no paró la música y no dejaron de crear más notas musicales. Había algo que no permitía que se detuviese. Dí un giro rápido y moví toda partícula de aire a mi alrededor, lo que hizo que las notas musicales se reubicaran y formaran una gran escalera de caracol. Ascendí por ella hasta pisar el suave y esponjoso suelo de aquella brillante nube. 
Vi en medio de ella una gran bola transparente, parecía una burbuja. De ella salía las notas, ella misma las creaba. Me acerque poco a poco dando giros sin sentido alguno. Creando figuras al avanzar. Miré dentro de ella y solo vi como se transparentaba. 
Sabes White, lo que vi jamás lo olvidaré... 
Dejé caer una gota dentro de aquella bola o burbuja, pues lo único que tenía en mente era tu viva imagen. 
Y la nostalgia que siento por no sentirte ahora mismo a mi lado. 
Y apareció en ella, tardes en la playa, tu y yo solos paseando tranquilamente agarrados de la mano. 
Acariciándote mientras dormías. Cepillando tu hermoso pelaje a la luz de la hoguera. 
Despertarme y verte al lado mía. Ver tus labios moverse y escuchar un Para siempre. 
Una conversación sin sonido, comunicándonos únicamente con nuestros ojos. 
Estar de pie y que de repente vengas y me abraces por detrás y acaricies con tu nariz mis frías orejas. Y que nuestros hocicos se junten y pasen horas y horas sin despegarse con los ojos cerrados viviendo el momento. Aunque alguna vez los abra yo y me quede rato admirando tu rostro y lo bello que estas al ver lo concentrado que estas siempre.

White, la magia existe. 
Los cuentos de hadas también, al igual que los finales felices y los para siempre. 
Si no existieran, para qué serviría enamorarse. Creo que el amor no es amor 
si no hay historias para crear, finales para dar, ilusiones que ofrecer y deseos por cumplir. 
El amor según mis ojos, es magia. Y la magia es para mí lo que le da sentido al amar. 
Yo vivo feliz al crear miles de historias felices contigo. Al darle un final y un para siempre. 
Y no digo que un para siempre sea fácil conseguirlo. Pero no es algo imposible.
 Se puede conseguir con cariño, cuidado, atención y con magia, mucha magia.
Y por eso, yo estoy tan seguro de mis sentimientos, 
porque creo en la magia y creo en el amor que siento por ti.
Je t'aime White. 
Para Siempre.

No puedes venir.

A donde voy Wolfy, tu no puedes venir...
Tengo secretos ocultos que debo seguir guardándolos. Los cuales contigo estarían en peligro. 
Las miradas de los de mi alrededor me acecharían por todos los lugares, una fuerte presión haría que mi cabeza se hundiese en la fría y helada calzada. No podría sostenerme a mí mismo. Mis secretos deben seguir siendo así. Y no cambiar por el momento. Por eso no puedes venir. Las garras gélidas de aquellos que me vigilan podrían abalanzarse sobre mí. Desgarrarme y triturrarme todos mis sentimientos. Espero que lo entiendas Wolfy. No voy a poner en peligro mis secretos por ti. 
Atentamente White. 

Al terminar de leer aquella nota envuelta por los pétalos de las Prímulas, mis ojos se humedecieron, mis brazos me abrazaron, y mis palabras me hablaron. 
White... claro que te entiendo... 
Ahora, pido que me entiendas tu a mí. A mis deseos. 
Te podré ver todas las noches en la oscuridad del bosque, pues eres el único brillo que puedo ver en el cielo.
Aunque te vea todos los días en mis sueños, en mis recuerdos, no puedo compararlos con verte delante mía. Y saber que estás ahí. Que si te vas ha ir, poder sentirte hasta el último segundo. Mis días son incompletos si mis ojos no te ven aunque sea por un segundo. No son días si mis oídos no son capaces de oír tu dulce voz. Ni son días si no te siento entre mis brazos. Llevas mi libertad, si te alejas te la llevarás contigo. Te protegerá. Y seré prisionero de tu cuidado eterno. Si te acercas harás que mi propio cuerpo se encargue de esa protección. White, quiero que comprendas, que aunque sea pocos segundos los que pueda estar contigo, deseo estarlos. 

White, te entiendo. 
Pero no me pidas que no desee verte. 
Je t'aime. 

viernes, 28 de octubre de 2011

Ñya (:

Promesas que hago, promesa que cumplo. (:
Nuestra amistad no acabará por mucho que pase. Ya sabes que siempre permaneceré ahí atrás ^^
Je t'aime

Prímula (:

lunes, 24 de octubre de 2011

Conexión

Sabéis... hoy no sé que escribir... 
Llueve demasiado en WonDerLanD, y no puedo disfrutar de mi agradable paseo por la playa. Tengo que estar dentro de una pequeña cueva hasta que amaine.
Pero, me apetece cambiar, creo que voy a salir. 
Si, voy a salir. 
Saliendo de la cueva, empecé a notar las gotas de lluvia estallando contra mi piel, mis pies se hundían en aquella arena húmeda. El cielo estaba completamente tapado, había miles de nubes grises que no dejaban ver más allá. 
Continué hasta que mis pies estuvieron totalmente cubiertos por el agua de la orilla.
Cerré los ojos y me adentré en el mar. Dejé de pisar tierra, y me empecé a hundir cada vez más y más. Hasta quedarme en medio de todo el mar. Mi cuerpo se movía hasta quedarse en posición fetal. 
Y de la Pasionaria que colgaba de mi cuello brotó una burbuja que me cubrió completamente. Dejándome encerrado...
Abrí los ojos de golpe y todo tembló, tierra, mar, cielo, océano, bosque... Y con ello, el mar creó miles de hondas que terminaban en la orilla, el cielo crujió y del bosque salieron volando centenares de pájaros.
Ahora, todo estaba conectado. Mis recuerdos, sentimientos, sueños, ilusiones, deseos, vivencias, todo... 
La lluvia, el cantar de los pájaros, el viento, las olas... se dejaron de oír, y lo único que se podía oír era los latidos de mi corazón. 
Las nubes grises se tintaron de rojo. 
Sentí dentro de mí miles de impulsos eléctricos y con ellos, empecé a ver recuerdos vividos. Todos, contigo. 
En toda la playa empezaron a brotar miles de flores, cada una de una especie y de una forma. Pero, las que dominaban eran Prímulas, Pasionarias, Girasoles y otra especie que no pude averiguar cual es. 
En mi cabeza resonó tu voz lo que hizo que mi cuerpo se estremeciese y le diese un escalofrío. 
Las gotas de lluvia empezaron a coger forma de notas musicales, y al caer, reproducir miles de canciones que nos dedicamos. Y que con las vibraciones de las notas despejasen el hermoso cielo y entrase la luz de aquellas preciosas estrellas del Sur. 
Recordé nuestro primer contacto, nuestra primera caricia que hizo que todas las flores de los árboles del bosque crecieran más deprisa y brotaran muchas más. De todos los colores posible. 
Recordé tu primera lágrima, tu primer sentimiento triste que compartiste conmigo, y un intenso dolor cubrió todo mi cerebro que hizo que no actuara a voluntad, me estiré por completo, la burbuja soportó aquél cambio tan brusco, lo que no soportó fue el golpe seco que dí contra la pared de la burbuja. Esta explotó y me quedé de nuevo flotando en medio del mar. Este se estremeció, me pareció ver sus arterias y venas transparentes. Desde el fondo salió una corriente de aire caliente ascendente que me impulsó hacia el exterior. Antes de aterrizar en la orilla de la playa, pude observar desde arriba que las venas y arterias que me pareció haber visto, eran reales, estaban ahí, pero desapareciendo poco a poco. Cuando caí, me levanté rápido y pude observar como desde donde me había expulsado aquella corriente de aire se elevaba el agua. Creando una figura, con grandes alas. Eran dos lobos, uno abrazando por detrás al otro, protegiéndolo con sus enormes alas...
Me senté a observar el hermoso cielo, oír las dulces melodías de las notas, oler la esencia de miles de flores, susurrar al viento que yo no fui el creador de todo lo que hay... 

Fuiste tu, White.
Le diste un motivo a mi corazón para latir,
me diste una razón por la cual sonreír,
 a que mi cuerpo se estremeciese con tu voz,
le diste un significado a mis caricias y aumentaste todo su valor.
Je t'aime White, y por ese motivo te protegeré con mi propia vida.

Hasta el día más horrible, puede convertirse en uno de los más preciosos que hayamos podido vivir.

viernes, 21 de octubre de 2011

Dream

Aun me continuo replanteando si lo que soñé anoche, ocurrió de verdad o fue todo fruto de mi imaginación...
Te encontrabas rodeado de lujuriosas lobas grises, blancas, marrones; deseosas de aullar intensamente a la luna de placer, y con aquél lobo marrón... En total 7.
Sentados todos al calor de la hoguera mientras escuchabais las historias de cada uno. Tu permanecías callado.
Prestando atención con aquel dulce rostro, y aquellos ojos húmedos vivos. Dándote escalofríos por la brisa que corría. Yo de pié a 200 metros de vosotros... sin escalofríos, sin suspiros y sin respiración. 
Vosotros os calentabais por aquella pequeña hoguera, yo calentándome continuamente por el calor que desprende mi pecho. No necesito nada más para sentir calor... miento... me faltas tú.
Dentro de mi pecho, empezó una lucha interna, sentía miedo, inseguridad, peligro, tristeza, rabia, ira...
Muchos lo definen con una sola palabra: Celos, yo con otra: Amor. 
Sentí tanto terror que cuerpo y mente se dieron la espalda, y cuando quise darme cuenta, ya estaba a cuatro patas, enseñando los dientes y mi cola erizada. Mi cabeza llena de ira por aquellas lobas y aquel lobo que pretendían llevarte de mi lado... alejarte de mi...  hacer que te perdiera... 
No dejaré que eso nunca pase, no sería capaz de vivir en un mundo en el cual tu no estuvieses...
¿Quién me secaría las lágrimas con la mirada? ¿Quién me alegraría con su sonrisa? ¿Quién me acariciaría con sus palabras? No.. No.. No lo permitiré. 
No permitiré que te alejen de mí, no dejaré que por la lujuria y la pasión de una noche te saquen de mi vida. No dejaré que te engañen con sus palabras rotas, llenas de espinas, amargas y frías. Solo desean el acto carnal. Y no permitiré que te hagan daño.
Sigiloso me acerqué a tu imagen, que se alejaba con cada paso más y más.
Entonces lo comprendí... No puedo hacer nada, únicamente puedo confiar en que soy yo a quién realmente quieres, al que cargarías noche y día todos tus sentimientos, al que cuidarías en la salud y en la enfermedad. 
Aunque arda por dentro, no puedo hacer nada. Solo confiar. 
Y empecé a caminar a cuatro patas, con la cola relajada y los dientes guardados, esta vez no os alejabais. Cuando me viste aparecer no hiciste ningún movimiento, ni dijiste nada. Me coloqué a tu lado, y tus ojos se encontraron con los mios, apoyé mi cabeza en tu regazo y todas las miradas se fijaron en mí, oí el rugir de la lujuria y del odio. Puedo protegerte de que no te hagan daño, rompan en mil pedazo, engañen, mientan, utilicen. Puedo protegerte de todo.. pero también tienes que dejar que te protejan.
Mis brazos rodearon todo tu pecho y mis manos se juntaron protegiéndote. 
Miré hacia arriba, tu rostro inmóvil mirando fijamente a la hoguera, y una de tus manos sosteniendo las mías.

White, no puedo controlar algunos de mis sentimientos. 
No puedo hacerme a la idea de perderte por eso
tengo miedo. 
Necesito que sepas que aunque mis palabras solo sean palabras, llevan muchísimos sentimientos, 
deseos, ilusiones, sueños... 
Y aunque no creas en algunas de ellas, son totalmente ciertas. 
No soy el único que las dice, también las dice mi corazón.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Come Home.



Me pierdo en la infinidad de los segundos. En todos ellos siempre aparece tu imagen. Acelerando continuamente mi corazón. Haciéndome perder el aliento, robándome los suspiros. Inmóvil admiro tumbado el enorme cielo bañado en rojo. Creo figuras con las estrellas, continuo creándote una y otra vez. Vigilando la llama de aquella estrella del Sur de la Vía Láctea, cuidando de su brillo, para que sea siempre eterno. Te necesito White. A mí lado. Ahora. Aún cuido del anillo creado por recuerdos de paja. Del trozo de concha que me entregaste en mano. De tu enorme silueta pintada a fuego en el cuadrado de mis pensamientos y deseos. Pero sobre todo, cuido todo aquellos momentos que hemos pasado juntos. Y que deseo que volvamos a vivir otra vez juntos. Nosotros dos solos... 
{Me envolví de deseos e ilusiones que alguna vez quisiera cumplir contigo White}
Paseos eternos por la Playa
Miles de atardeceres juntos oyendo el romper de las olas, la respiración que me envuelve con el manto caliente que solo tu tienes.
Admirar el cielo cuando este cubierto por millones de estrellas
Crear miles de historietas, que nosotros seamos los protagonistas y que en todas, aparezcas sonriendo 
Prepararte todos los días una sorpresa
Llenar tu habitación de miles de pétalos
Gritarte infinitas poesías recordándote... "How beautiful you are" 
Regalarte cada día un tipo de flor.
Recorrerme todo el mundo para encontrar aquella piedra perfecta que regalarte... 





Caí dormido por la hermosura del destello rojo que desprendía aquella perfecta imperfecta estrella.
White, Come home.

martes, 18 de octubre de 2011

Copos de nieve

Tumbado sobre las Prímulas de la playa me encontraba. Escuchando a lo lejos el aullido de un lobo al que llevo buscando tanto tiempo que ni me acuerdo. Cuando cesó, el cielo se volvió de un color rojo ardiente y con destellos blancos, uno de ellos me cegó por segundos. Volviendo a ver con claridad pude notar que la temperatura había bajado y comenzaba a nevar.  Los copos de nieves multicolores por el haz de luz blanca que emitía todo el cielo. Y el atardecer a la lejanía, el sol refugiándose detrás del mar de los deseos. Dejando paso a la albina luna.
Sientiendo el roce de los copos en mi piel, derritiéndose lentamente por todo mi cuerpo, excepto por el pecho que antes de alcanzarlo, se evaporaba y se convertía en aire caliente. 
Puedo decir, que es lo más caliente que hay ahora mismo en todo mi alrededor. 
El frío no puede entrar dentro de mi corazón, por una única razón. Está rodeado por una fina capa externa de fuego que jamás se consumirá. Protegiendo el fuego interno... deseos, ilusiones, caricias, sueños y una única imagen... la tuya White. El fuego jamás se extinguirá. Lucho todo los días para mantenerlo vivo, cada segundo, minuto, hora, mes, año, década, siglo, milenio... hasta el fin de los tiempos continuaré luchando sin descanso. 
Deseando que cuando nos encontremos otra vez, nuestros cristales se fusionen y creen uno eterno. Para toda la vida. Podamos recorrer esta playa respirando las Prímulas, creando cada día más Pasionarias, cultivar todos los días miles de Girasoles y pueda crear miles de caminos con sus pétalos. Viviendo miles de momentos, miles de historias. Con ello, millones de recuerdos que podamos revivir. 

Por ello, y por esa razón, no dejaré que el hielo toque mi pecho, no dejaré que entre en mi corazón ni que apague la llama que habita dentro de él.

Ya vives dentro de mí White,
déjate ver y déjame cogerte,
te prometo que nunca jamás te dejaré caer.
White, vuelve...

lunes, 17 de octubre de 2011

Fuego Ardiente

Deambulando por la espesa niebla que cubría el claro de aquél oscuro bosque. Pisando cada grieta que veía, cargando con todos los sentimientos pesimistas, arrastrando los pies creando sonidos rotos dando vida a aquél bosque. La naturaleza desaparecía con solo rozarla, no poder volver atrás. 
Oliendo inspiración, suspirando sueños rotos. Desechando todo lo inservible. 
Mi vista se cegó con el brillo de la luna reflejada en el río de mi bosque. 
Bajé a los pies de él. Mojé mis manos en su agua cristalina y arrojé en el todos aquellos sentimientos, lavé mis pies de los sonidos rotos creado por el peso de los sentimientos. Mojé una pequeña bolsa con pétalos de Girasoles y la naturaleza volvió a brotar y a dejar de huir para toda la eternidad.
Los pétalos se unieron a la Prímula que coloqué en ella, solidificándose, dando vueltas mientras destellaban miles de colores. Dejando caer la bolsa en el río se envolvió por los sentimientos que transporté. Desvaneciéndose los colores y con ello los sentimientos la recogí del río. Al abrir la bolsa extraje el cristal con reflejos blancos. Con un color más intenso en el interior. Un color amarillo mezclado con rosa y rojo. 
Lo guardé y me alejé de aquél lugar.
Encontrándome al final del bosque, pude oler las Prímulas de la playa. 
Sentándome siempre en el mismo lugar, arranqué una de ellas y saqué de los pétalos toda su esencia. Dejándola caer encima de aquella piedra, cambiando de color a un rojo fuego y con un destello más intenso. 
Aquella piedra desapareció de mi mano, y vi a la lejanía un pequeño destello en el ocaso. 
Supe en ese momento que fue directamente a encontrarse con White. 

Para poder amar a una persona,
hay que amar su imperfección y con ella
transportar todos sus sentimientos pesimistas que aunque te rompan,
dejen sonidos sin significados, rotos continúes sin mirar hacia atrás. Que sepas ver
que hasta lo más horrible, es perfecto. Y que es más bello de lo que parece.
Saber que dejarás tus sueños únicamente para hacer los suyos realidad.

Por eso White, cree este colgante para ti. 
Para que todos tus sentimientos pesimistas pasen a ser míos, 
que yo cargue con todos los sonidos rotos. 
Y que jamás vuelvas a mirar hacia atrás.
Yo haré de tus sueños una realidad.

domingo, 16 de octubre de 2011

Prímulas.

En la Playa de WonDerLanD se veía las estrellas del sur de la Vía Lactea, una en especial brillaba más que las demás. Y todas las noches Wolfy iba a verlas. Un día admirandola, cerró los ojos y pidió un deseo. 
Fue cuando entonces, en la misma playa comenzó a crecer Prímulas. Wolfy volvió a abrir los ojos y quedó callado observando aquella estrella que quiere encontrar.

*Deseo que mi corazón solo lata una vez.
Que sea solo por tí. White.

sábado, 15 de octubre de 2011

Reflejo de lluvia.



Sin aliento se encontraba la alma de Wolfy. Tumbado debajo de un toldo de una vieja floristería veía la lluvia caer. Apoyando su cabeza encima de sus brazos, susurraba al viento: "Devuelveme a los primeros días, hazme revivir cada uno de mis recuerdos. Quiero verlo de nuevo...".
Wolfy se incorporó y en medio de la solitaria calle, comenzó a dar vueltas, dibujando figuras en el aire, reviviendo los momentos con White. Su cuerpo cubierto por la lluvia hacía que sus movimientos fuesen más ágiles. Wolfy creía que estaba solo, equivocado estaba, en aquel lugar alguien lo observaba desde un punto muerto.
{White, tengo decidido encontrarte. Jamás me rendiré. Y ten por seguro que volveremos los dos a WonDerLanD}



Espero encontrarte pronto, 
la locura ya me empieza a consumir.
Wolfy se hizo un ovillo 
y se quedó dormido debajo de aquella floristería

martes, 11 de octubre de 2011

Viaje de la arena.

Corriendo entre las calles me encontraba, por las esquinas se asomaban sombras de notas musicales. 
Detrás de una me senté a escuchar aquella música creada por flautas de pan. Me recordaban a mi preciado bosque, a mi querido WonDerLanD. No pude evitar que mi cola bailase con aquellas. La música amansa a las fieras, llena de energía, fuerza, valor y esperanza. Mis párpados cayeron con el dulce y armonioso brillo de la Pasionaria. Vieja playa de WonDerLanD, últimamente noto el ambiente más cálido. La arena a mis pies empezó a cobrar vida propia y a dibujar una figura realmente familiar. Cuando cesó, fijé mi vista en ella. 
-White... - Y aquella arena se solidificó en un instante y salió a la velocidad de la luz hacía el atardecer, hacia el mundo real. A cuatro patas detrás suya me encontraba yo. - Creo que ya dije, que nunca te dejaría escapar - Y ambas figuras dibujadas en el rojo atardecer se desvanecieron. 
La música cesó y con ello mi cola se relajó. "{De vuelta a la búsqueda, aún queda mucho camino por recorrer, tu solo espérame White}" 
Una inclinación hacia la luna y la velocidad de mi alma y sombra tiraron de mí. Dejando atrás mi cuerpo el cual luchaba por intentar seguir nuestro ritmo.

Abandonaré mi propio cuerpo,
únicamente para encontrarte. 
Sufriré únicamente para verte. Solo para hacerte feliz, White.

lunes, 10 de octubre de 2011

Tatanka.

Corre Wolfy, abre los ojos a tu al rededor. Con el brillo de la Pasionaria serás capaz de encontrar lo que estas buscando.
Vagando por las calles se encuentra un alma buscando el cuerpo que la completará. Flotando en el aire con su destello morado tiembla por aquellos lares. Se choca miles de veces, pero nunca se rinde. Siempre vuelve al vuelo y continua luchando por alcanzar aquello que anhela, desea, necesita.. para llegar a existir de verdad.
Bajará a lo más profundo del averno, subirá hasta que la atmósfera estruje y saque el jugo de su corazón,
saltará montañas, atravesará bosques, se sumergirá ... hasta encontrarle.
- White... ten por seguro de que te alcanzaré, y cuando eso ocurra, ten por seguro que ya no podrás volver a escapar. No permitiré que te vuelvan ha hacer daño. No permitiré que te sientas solo, sabes que conmigo es donde debes estar. Pues yo llenaré tu camino de Girasoles, te daré cobijo bajo mis brazos, pondré de por medio mi cuerpo en una pelea para protegerte, me enfrentaré a enemigos por salvarte, y sobre todos en esas tardes en las cuales sufres tu solo, te sacaré de tus paranoias y haré que vuelvas a la realidad. Cada día te sacaré miles de sonrisa, aunque tenga que cometer locuras...
White... debes saber ya que mi libertad es toda tuya y te he fallado... lo sé.. y quiero enmendar mi error. Regalándote mi corazón, el cual ya controlas. Protegiéndote, aunque estés a miles de kilómetros.
White.. cuanto me gustaría decirte, y expresarte... Pero prefiero hacértelo ver. 
*Ojos Oscuros del Abismo*...

Y Wolfy continua su recorrido buscando aquel cuerpo que emana un dulce olor y tacto caliente. Que hasta con los propios ojos se puede admirar. Deseando que llegue el día en el cual cuerpo y alma, se fusionen. 


White, por ti, 
miraré debajo de cada roca 
y de cada granito de arena.

El condor pasa.

Fue una noche alocada, llena de lujuria, de pasión, de alegría, y sobre todo de lágrimas. 
Sueños rotos, estrellados contra el suelo. En un club de media noche, donde se celebraba una fiesta de disfraces me ofrecieron comida a cambio de algún espectáculo subidito de tono. Con el éxtasis en vena, dí mil piruetas al son de la música, me estiraba al igual que me encogía. Movimientos prohibidos, y algún que otro sonido satisfactorio. Locura, y un poquito de consciencia quemándome por dentro. 

Lo único que pudo sacarme de mi propia locura, fue aquel colgante de Pasionaria que guardo White.
No pude volver a subir al escenario, ni dar ninguna otra pirueta en la barra. Me quede parado mirando al horizonte, aclarándome los ojos del dolor que padecía. Lo veía cada vez más claro...
No hay Pasión, alegría, si no es con White... No quiero la libertad si no puedo regalársela a White, si no puedo sentirme unido.
No pequé más de lujuria, pues mi compromiso con mi corazón es mucho más fuerte.
Salí de aquel lugar con los pantalones medio caídos,sin camiseta, en busca de aquel que me robó el corazón.
De aquel, por el cual, protegería dando mi vida, mi amor y mi alegría. 



White, espérame. 
Que pronto te encontraré y esta vez,
no te dejaré marchar.

domingo, 9 de octubre de 2011

Esencia Floral.

Utiliza tu imaginación, no para asustarte, sino para inspirarte a lograr lo inimaginable.

Si no sueñas, nunca encontrarás lo que hay más allá de tus sueños.

 White, haz que la luna gire. 
Crea una historieta con cada una de ellas. 
Sacales una sonrisa.

jueves, 6 de octubre de 2011

Recuerdos.

-Abre los ojos chiquillo - Decía una voz muy cerca... Todavía adormilado, empecé a abrir los ojos lentamente. 
Tumbado en medio de la nada, no se avistaba ni playa, edificios, árboles... 
Solo los miles de ojos del cielo.
-Ven, deja, te ayudo. - Y me agarró del brazo y me ayudó a incorporarme.
*Gracias, pero.. ¿Quién eres? 
-Podrías llamarme tu salvador - Y me guiñó el ojo. - Dime, ¿Qué eres? - Me sorprendió la pregunta, miré mi cuerpo. Un lobo, o como ellos me denominad... hombre lobo. Me quedé callado y no supe si responder. Eso si, estaba preparado para atacar si fuese necesario. Enseñé los dientes y solté un gruñido. Lo único que recibí, fue su amplia sonrisa. La cual, me recordaba a White... Era un chico alto, moreno, de ojos azules con gafas, esbelto y no muy fuerte que digamos. Le echaría unos 28 años. 
-Entiendo, o más bien, te entiendo. No te preocupes, no te voy ha hacer nada, ni voy a llamar a nadie. Solo con decirte, que si quieres matarme, puedes hacerlo. Aquí no hay nadie. Solo tu y yo. - Otra vez esa sonrisa volvió a florecer en su rostro. 
- ¿Por lo menos, me permitirás saber tu nombre? - Me quedé pensando, y meditando si sería algún enemigo, pero creo que no. Estábamos solos, creo que no habrá problema en que le diga quien soy. Relajé mis músculos y me dispuse ha hablar, pues aquel chico era el único ser vivo que podía avistar y con el único que por el momento, podía hablar. 
*Me llamo Wolf. 
-Wolf... quien lo diría ¿No? - Y soltó una pequeña risita. - Bueno ''Wolf'' ¿Qué haces por aquí? Y no me digas que has venido a pasar la noche aquí. - Este chico parece no tenerme miedo, creerá que soy un humano disfrazado.. mejor que sea así. 
*Mh.. me perdí y estaba demasiado cansado para seguir caminando. Me tumbé y me quedé dormido. - Hubo un silencio durante aproximadamente 2 minutos. El chico parecía estar buscando que decir. 
-Interesante... ¿Y qué buscabas? Si puede saberse claro. - Me contestó, pero esta vez, su sonrisa desapareció y su rostro se volvió serio. - Me quedé pensando en que contestar, pero no conteste. 
-Bueno Wolf, tengo la esperanza en que algún día me cuentes la verdad, entiendo que soy un completo desconocido para ti. Pero puedes confiar en mí. Por el momento te diré que estaba ha unos metros antes de que el cielo que estamos viendo ahora mismo se volviera morado y la luna empezara a emitir una luz lila. Se empezaron a oír unos rayos y truenos, y vi caer uno donde ahora mismo estas tumbado. Vine hacia aquí corriendo y te vi a ti y a ese colgante cegarme por su destello. - Después de oír todo aquello supe al instante que había llegado al mundo de los humanos y había dejado atrás WonDerLanD... Mis ojos se abrieron tanto al recordad a White que me incorporé de un salto, empujé al chico que estaba a mi lado, y empezar a buscar a White con la mirada como loco. Me desplomé sobre mis rodillas al observar que White, se había ido de nuevo... Otra vez lo perdí... 
*White,White,White,White...
-Wolf, ¿Te encuentras bien? - Mi cuerpo perdió toda su fuerza y toda mi esperanzas, ilusiones, deseos se volvieron a romper al saber, que White ya no estaba conmigo... 
-Wolf... 
*Si, estoy bien. - Saqué de mi interior toda la fuerza posible y me incorporé. Mis ojos miraron fijamente al cielo durante buen rato. El chico se colocó a mi lado, me vio tiritar y me puso su chaqueta por encima, la cual me quedaba bien, pero no permitiré que nadie cuide de mi por más tiempo. Me la quite de un movimiento y se la devolví.
*No, gracias. Estoy bien.
-Si estas tiritando... - No respondí, pues lo que decía era cierto, pero lo que ahora mismo sentía, no era otra cosa que indiferencia.
*¿Cómo te llamas chico?
-Kell.
*Bueno Kell, gracias por preocuparte por mí, pero es hora de que me vaya. 
-¿A dónde vas ha estas horas? ¿A dónde vas con esas pintas? ¿Crees que los humanos no se darán cuenta de lo que de verdad eres? 
*No me importa la verdad, ya me las arreglaré.
-Por favor Wolf, quédate en mi piso y cuéntame de donde vienes, que haces aquí... quien eres.
*Lo siento, pero creo que mejor que no.-Me dí la vuelta y empecé a andar sin rumbo. 
-¡Wolf! Espera, toma esto. - Me giré y lo vi delante mía, tenía un trozo de papel en la mano.
-Mi dirección y mi número de teléfono, piénsatelo por favor. - Y se perdió en la oscuridad de aquél lugar. 
Y ahora... ¿Qué debo hacer?
Y la Pasionaria que colgaba de mi cuello empezó a brillar,  iluminando todo aquel lugar.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Las dos caras de la luna



Esta cara es fría, rígida al igual que débil, pálida, inexpresiva. 
Solo desea para sí misma. Desea libertad, pasión, lujúria, diversión, ira, envidia, sobervia... 
Hoy la luna brilla de un morado intenso, atractivo, deseoso.... 
*Wolfy.. hoy la luna te ha elejido.
-¿Qué quieres decir con qué la luname ha elejido?
*Hoy la luna, ha decidido brillar por tu deseo.
-Mi deseo... ... La Pasionaria..-Llevé mi mano hasta el colgante que colgaba de mi cuello.
-White... ¿Crees qué alguna vez, podré volver a donde todos esperan?
*De eso, no tengo duda Wolfy. Sé que eres fuerte, y podrás volver cuando estes preparado.
-White, ahora mismo me siento perdido... pero... me voy dando cuenta de que así es la única manera de poder avanzar y de hacerme mucho más fuerte.
*Nuestra vida es muy diferente a los de otros seres. No veas el camino tan dificil, miralo con otros ojos. Es una aventura que todos de nuestra especie debe pasar. 
-¿Tú también la pasaste White?
*Si, yo la pasé, pero no es tan importante como va ha ser la tuya. 
-... Todos esperan siempre algo de mí... no lo puedo entender... 
*Wolfy, tus estados de ánimos alteran el curso del tiempo en nuestro mundo, por eso debes hacer este viaje, para poder mantener un equilibrio entre ambos mundos. Eres el único que puedes hacerlo. - Y continuamos en el viaje persiguiendo al sol que desea esconderse por debajo del mar de los deseos e ilusiones.


 Un camino que solo podrá recorrer el que demuestre
saber abrir los ojos.

lunes, 3 de octubre de 2011

Mil razones




Dicen que del odio nace el amor, y que del amor nace del odio.
A veces pienso, que el odio es la única forma de vivir. 
De poder ser fuerte, de no sentir. 
Me encantaría poder gritar, crear mis desilusiones con cada gota derramada, revivir mis recuerdos. 
Debería aceptarme tal y como soy... Si hiciese tal cosa... provocaría grietas en personas que no se merecen lo que yo gano apulso.
Nadie nace sabiendo, ni muere sin saber. Cometeremos miles de errores, mataremos miles de veces, destrozaremos y recompondremos. 
No pretendo ser más que nadie, ni menos que nada. Pero la verdad, a veces, creo que lo mejor para que los demás sean felices es que yo no exista ni entre en sus vidas. Vivo siempre con preocupaciones, aunque tenga las cosas claras, viviré soñando. Y creeré cosas en las que otros las definen como locuras. Haré cosas que nadie entenderá, ni comprenderá. Solo yo puedo comprender mis acciones. Solo yo puedo decidir sobre mí mismo. Solo yo puedo decidir ser fuerte o cobarde. Esconderme y salir. Amar o odiar. 
Tengo mucho miedo acumulado, y la verdad, creo que de hoy en adelante, habrá nada más que indiferencia. 
No puedo vivir encerrado, no puedo vivir ilusionado, no puedo vivir engañado. No puedo dejarme engañar ni en mis propios sueños. White, desapareciste y acabas de volver... ¿Alguna vez me explicarás el por qué? O te callarás como siempre sueles hacer. No entiendo porque esto continua así, no puedo hacerme a la idea de volver a vivir ilusiones, miedos, odio, tristeza, alegría, soledad, cariño... nada... Quiero dedicarme a poder bailar en mis pensamientos, a creer en cosas estúpidas, a reírme por cosas insignificantes, a dedicarme a lo que de verdad me gusta, soñar, desear, reír, vivir soñando... ... 
-Wolfy, sabes que por ahora eso es imposible. No eres lo suficiente fuerte para alcanzar eso. Eres débil, muy débil... hazte fuerte, que los sentimientos no te controlen. Controlalos tu a ellos. Sé fuerte y podrás venir conmigo, sé listo y pronto estaremos juntos otra vez. Volveremos a lo que tu más añoras. Te lo prometo Wolfy.. Cambia y me quedaré. 
*White... ... solo quiero gritar al cielo, quiero arañar todo lo de mi alrededor, destrozar deseo, ilusión que tengo... para poder alcanzarte.. 
-Wolfy, ten cuidado... no te destroces.. no te hagas daño... y recuerda ... la libertad siempre está de tu parte. No vivas aprisionado, vive libre. Desea, muerde, araña, desgarra. Pero libre... Haz lo que te propones, pero empieza... ya. 
*White... ¿Me acompañarás en este camino?
-Siempre estaré junto a ti Wolfy, nunca me fui, siempre permanecí cerca de ti. Eso me recuerda, te he traído una pequeña cosa. -Alzó la mano y allí estaba en su palma posada, moviendose con la brisa de la amplia playa. 
*Pasionaria... ¿Pero cómo?..
-Aquí tienes, una ilusión rota tuya. Recomponla y hazla crecer.
*¿Qué ilusión es?
-Eso es algo que tendrás que descubrir.
*White.. ¿Puedo abrazarte por última vez?
-Nunca rechazaré tus abrazos, ven aquí pequeño. -Me deslicé entre sus brazos y sentí de nuevo ese calor que recorrió todo mi cuerpo. Y avanzamos a los pies de la playa y nos adentramos en el mar... en el mar de los sueños e ilusiones de mi mundo. Andando por la superficie de las profundas aguas se nos veía abandonar aquella solitaria palya. Quedando de frente, nuestra silueta con el crepúsculo de aquella tarde de verano. Dando final al verano y dejando entrar al frío invierno, que pronto se apoderará de todo WonDerLanD. 

-Y aquella Pasionaria se convirtió en un bello cristal morado que colgará 
del cuello de Wolfy, para siempre.

viernes, 30 de septiembre de 2011

Purple Eyes



-No puede seguir así... no quiero ser así....
*No puedes evitarlo... te sientes así...
-Tengo que cambiar, sea como sea.!
*Esto no es algo que puedas cambiar.. no puedes cambiar tu naturaleza...
-Quiero asentarme en un lugar para la eternidad.
*Sabes que eso para nosotros es imposible...
-Desearía poder sentir lo que ya sentí una vez...
*Nunca se siente lo mismo por otra persona, todo los sentimientos van cambiando, creciendo o disminuyendo... pero sabes que nunca llegará a pasar en tan poco tiempo... deberías dejarlo ahora que estás a tiempo.
-Me gustaría creer que es por la edad, por mis ilusiones, por mis sueños y por mi libertad.
*Sabes que en este campo, jamás hay libertad... y si amas la libertad nunca podrás alcanzarla en este lugar.
-Siento dolores intensos... y creo saber por lo que es.. aun así, no estoy seguro.
*Sabes muy bien por lo que es... siempre deja una gran cicatriz que se va curando con el paso del tiempo. Pero aún así, tememos hacernos daño. Sabes que si sigues así, acabaremos uniéndonos en la profunda oscuridad. Deberías tomar decisiones para salvarnos a ambos...
-Estoy confuso... estoy perdido... amamos la libertad... no sería poco pedir algo similar?... Sé que ahora no estoy preparado... todo es muy reciente.. creo que debería acabar con todo...
*Sabes que nunca estarás solo, solo tienes que mirar hacia el cielo de noche, y sabrás que la luna, que tu imaginación, tus sueños, siguen vivos dentro de ti. Las estrellas te devolverán las sonrisas, al igual que las lágrimas. Deberías empezar a crecer... ya que te crees que eres muy adulto para tomar estas decisiones... tómalas.. pero con cabeza. Y para empezar... aceptate tal y como eres... y sobre todo.. acepta nuestra naturaleza Wolf.
- .... - Y me derrumbé en mitad del bosque dolido de mi lucha interna... Y por primera vez... mis lágrimas nacieron púrpuras y crearon una nueva flor...



La pasionaria...





martes, 27 de septiembre de 2011

Susurros del pasado...

-Wolf... ... Wolf.... ... ...
-¿White? ¿White, eres tú? 
-Wolf.... ...
-¡White! ¿Dónde estás!?
-....
-¡White... por qué no me contestas!? ¿Dónde estás!? Por favor, vuelve! - Abrí los ojos y en aquella solitaria playa con su esplendoroso atardecer me había quedado dormido... todo había sido un sueño... Y mis ojos empezaron a derramar sueños rotos. 
-Wolf... - Me susurro alguien a los lejos, mis ojos quedaron abiertos y empezaron a buscar como loco... y mi pulso empezó a acelerarse. No puedo creer de donde venía aquél susurro...


De mis lágrimas

viernes, 9 de septiembre de 2011

Todo o Nada.

Es difícil decidir si algo es bonito,  agradable, certero,  adecuado,  triste, egoísta... 
Hasta lo mas horrible, tenebroso, asqueroso... guarda su propia hermosura, un baile en un charco de sangre entre dos enamorados. El vivir lejos de tus sentimientos,el querer tener cerca al olvido. Olvidar lo que vivimos. Vivir los recuerdos que deberían haberse quedado en el olvido... Mira con otros ojos a la realidad y veras tu propio mundo, tus propios gustos tu propia realidad... Deten el tiempo, y mira a tu alrededor, observa cada molécula de aire, y admira su belleza, con la fluidez con el cual corre, imagina en una se esas moléculas redondas, grandes cascadas, con su propio cielo y su propia tierra. Su propia naturaleza.... Ahora admira de nuevo a lo que te rodea, a los semáforos parados, a las personas cruzando, a los pajaros colgando de un hilo... Deten el tiempo y sientate a admirar... 

Recuerda que tus ojos pueden crear e imaginar  grandezas. 
No los deseches, no los mal interpretes, no hagas un mal uso de ellos. 
Delirios de un viejo lobo loco.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Punto y final.

Bueno, creo que va siendo hora de cerrar lo que quedó abierto. Algunos diréis...'' ¿Por qué cerrarlo? ¿No es mejor dejarlo abierto por si algun dia? No creo que nada se deba cerrar.'' Bueno, yo por lo menos no me arriesgo a caerme de nuevo, y romperme mil veces los huesos, esta vez y solo por esta vez, me protegeré =] Pero no me hagais mucho caso, solamente soy un viejo lobo con deseos estúpidos, infantiles, y sobre todo egoistas. Delirios de Wolfy. 

Descanso admirando las estrellas que brillan por mi felicidad.
Pero hoy el cielo luce negro.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Deseos egoistas.

Todo el mundo desea algo en esta vida. Pero siempre es algo que añora, que quiere descubrir de nuevo, que quiere revivir... yo lo que quiero es algo nuevo, algo que nunca me ha pasado.. quiero una muleta... una pesa...  un algodón de azúcar... una pluma...  una mano... un corazón. Deseo algo que me quite la razón. Nada más =] Para esos días en los que vea todo negro, en los que no exista. Deseo que me guíen y me enseñen. En esos días que este solo, que alguien me acompañe... que jamás permita que me quede solo.... tengo miedo... mucho miedo... 

Tengo miedo White... 
Miedo de quedarme solo...

Sorpresa...

Me la jugasteis pero bien, lo reconozco, me he quedado helado. Y helado me quedo. Esto no puede volver a ocurrir, esta vez no. Y ninguna más. Espero que lo hayáis entendido bien. ¿Esta todo claro sentimientos? No os dejaré emerger de nuevo.

No os dejaré volver aparecer, 
no hasta que las lágrimas de un corazón puro nos cure.

domingo, 28 de agosto de 2011

La verdad...

La verdad es que el siguiente nivel del amor es peligroso. Es fuego puro. Te quema por dentro. Ese amor de necesidad... esa necesidad de poseer, necesitar, completar... Si no lo sabes guiar bien, te consumirá en segundos, te volverá débil y te volverá ciego. Darás todo por la persona a la que amas, pero darás tanto.. que todo se perderá... Es extraño... lo das todo y lo pierdes todo.. Por que al fin y al cabo si das todo.. ¿Qué te queda a ti? Nada. Si pierdes a esa persona que tanto amas... ¿Donde están tus amigos? Se fueron. Ten cuidado con lo que deseas y mira más por lo que tienes. Nunca dejes de soñar, pero no dejes de vivir. Vive en ti y no en otros, no traspases tus virtudes y tus defectos, a la persona que amas, no os fundáis, pues no habrá enamorados... Vive en ti mismo, y vive con tu personalidad, no hagas de el/ella tu necesidad, haz de el/ella tus caricias  tus besos, tu confianza, y tu corazón. No la hagas responsable de tus acciones y decisiones. Vivir separados y enamorados. Vivir lejos a la vez que cerca. Vivir... vivir... vi..vir...


En la pareja hay que tener confianza, y tenerla presente en la pregunta de...
¿Él/Ella me amará igual que yo le amo?

PD: Yo te podría responder con un No. Nadie ama por igual... Es una pregunta que se siente y no tiene solución.

viernes, 26 de agosto de 2011

Arg.

Es fácil decir hola a lo nuevo y muy difícil decir adiós a lo que ya tenemos. Somos egoísta. De una forma u otra lo somos... Queremos tanto algo que cuando debe marcharse no lo queremos aceptar y el dolor que sentimos se vuelve intenso y punzante. Que difícil es decir adiós.... Tenemos miedo al cambio... al olvido... a los recuerdos que dejan... Y rechazamos de entrada la opción de despedida, de dejar marchar... No queremos... pero.. tiene que pasar. Yo en cambio veo un adiós en un... hasta luego, nos vemos. Los recuerdos los revivo y sueño, no le tengo miedo al olvido, pues, creo que el total olvido no existe, siempre.. cada persona deja un granito de arena en nuestras vidas, por pequeño que sea, siempre deja... una foto.. un regalo.. un vídeo.. un beso.. un abrazo.. una amistad.. algún detalle que siempre nos recuerde a esa persona, como las canciones, las palabras, las acciones. 
No sé, creo que no existen los Adiós para siempre, quien sabe si nos volveremos a ver, ¿No? (: Es bueno pensar en que algún día nos volveremos a encontrar y pensaremos en el pasado... veremos los recuerdos tan cercanos que nos parecerán mentira, y nos reiremos juntos de como hemos cambiado... 



PD: Siento no poder continuar, pero... me he aferrado tanto a una cosa... que tengo miedo y siento dolor, mucho dolor.

jueves, 25 de agosto de 2011

Misterio

En esta vida amamos lo que odiamos. Deseamos lo contrario. Nos gusta lo que nos perjudica. Gracias al tiempo todo esto se va aclarando y se va relajando hasta llegar el punto de abrir los ojos. Y ver las cosas claras.. aunque rara vez pase. 
La autodestrución se complemente con la vida. El sufrir es una elección , que siempre tomamos en algún aspecto de la vida. Y nos aferramos tanto a lo que amamos, queremos, deseamos, que lo damos todo. Y un día, nos encontraremos con la.. NADA... Solo veremos inútiles recuerdos, sufrimiento, dolor e impotencia.
El dolor del corazón se puede representar de muchas formas, físicas, psiquicas, acciones, habla...
No hay que aferrarse tanto a un sentimiento, pues como lo demos todo, cuando se vaya, el mundo, tu mundo que creaste, el que cuelga de un hilo, caerá y se romperá.

Deseo a veces cambiar de dimensión
y cambiar lo vivido.

martes, 23 de agosto de 2011

Lluvia.

Cielo oscuro, puntitos brillantes se esparcen por el con dulce armonía. Y alguna vez se aceleran.
Finos hilos de colores se crean en el campo de batalla. Mientras se llena con mi voz, con mi aullido. Para hacerles recordar quien es su rey. Quien es el rey del bosque. Mi segundo al mando ya desapareció, y no le dejaré jamás volver a entrar, fue desterrado. A partir de hoy.. hasta el día en el que encuentre a mi segundo, en el que confíe, al que ame. 



Este es mi mundo, Mi Nuevo Mundo

Fantasia.

Oscura noche, sigiloso viento, grandioso bosque eterno. Luz albina baña mis pasos.
Ilumínanos. Sigue nuestra armonía, haz crecer la magia. Vestido blanco, traje negro. Blanco con negro, negro con blanco, fundiéndose en uno. Cantar de mil pájaros. Delicados rostros enamorados. Sosteniendo mi rostro esta lo negro. Tentándome a la oscuridad, lucharía si no fuese por él. En grandiosos árboles nos encontramos corriendo, intentando cazar a nuestra presa. Negro blanco. Blanco negro. Serás mio.
Polvo brillante Blanco. Polvo oscuro Azul. Baila, no seas cobarde. Mírame y déjame entrar. Acércate y te susurraré. Bésame y te morderé. Abrázame y jamás te soltaré. Álzame y podrás decir que soy tuyo. Siempre juntos en un mismo punto del pecho. Vivo, caliente y palpitante. 
Contigo perderé la noción del tiempo.
Y no conoceré el significado del frío.

domingo, 21 de agosto de 2011

Corazón gélido

¿Qué puede haber más delicado que nuestros propios sentimientos?

Yo diría que mi corazón. Es algo tan frágil... tan delicado... que con que se caiga una vez, se partirá. No habrá forma alguna de repararlo. Se podrá curar, pero no se podrá recuperar del golpe. Siempre quedará algún fragmento incrustado en él. Mi corazón alberga demasiados sentimientos, diría que es una bomba de relojería. Ten cuidado de él, por que como explote, te podrá inundar, y te ahogarás.

Hay que saber donde colocar cada sentimiento y saber manejarlo. Por que si no, te domaran. Y eso... es lo peor que puede pasar.

Solo quiero llorar, gritar y soñar. Soy un viejo  lobo loco.
Crellendo en su cuento de hadas, y en su cuento de enamorados. Viviendo ajeno a la realidad.

Perdido

Me perdí en mi propio mundo, estoy solo y no consigo encontrar aquella farola...
Cada día que me despierto, solo veo la oscuridad e intento imaginar la mía propia, la creo en mi mente pero estas no pueden anidar en mi corazón.  Cada día me debilito, pues no puedo vivir de placebo... Continuaré arrastrándome por el frío suelo, rasgándome pecho, espalda, brazos, piernas con las afiladas piedras esperanzado de encontrarme de nuevo con mi... imaginación y mi ilusión.

Ya es hora... de enfrentarse a la realidad.

martes, 16 de agosto de 2011

Nueva puerta...

Lo del pasado quedará en la mente, lo presente queda en los ojos, y lo futuro quedará en la oscuridad. 
Vuelvo a mis tiempos, vuelvo a mis raíces, cuanto echaba de menos estos sentimientos, espero que permanezcan bien a salvo, pero siempre hay que ser precavido. Seguiré vigilando por si algún sentimiento pretende escapar. 
Esta vez, me preocupare por mí. Es lo que tengo que hacer.

El viento cambió de dirección y con él, cambio mi razón.